BIM (Building Information Modelling) es la tecnología basada en la creación de un modelo central que contiene información asociada a los elementos que la componen.

En la metodología BIM, el desarrollo del proyecto se hace en base a una maqueta virtual y única. Los diferentes equipos construyen virtualmente el edificio por lo que los problemas de coordinación se solucionan antes de la fase de obra.

BIM

PORQUÉ TRABAJAR CON BIM

Mejora el proceso de diseño. La capacidad de levantar el modelo mejora la comprensión del espacio que se proyecta. Desde el propio modelo 3D se puede solucionar encuentros que antes no se visualizaban y se tenían que improvisar en obra.

​​

Mejora la gestión documental. La documentación se obtiene del modelo y no es una interpretación 2D como en la metodología tradicional. La fiabilidad de la información incrementa sustancialmente respecto a tecnologías anteriores.

​​

Mejora el proceso constructivo. Mediante BIM se pre-construye antes de construir permitiendo que en obra se ejecute lo planificado y previsto anteriormente, minimizando al máximo los imprevistos y cambios en la obra.

​​

Mejora el mantenimiento. Mediante la digitalización del patrimonio a BIM se obtiene un estado actual que sirve de base para futuras intervenciones.